febrero 06, 2017

SERNANP y WILDILIFE CONSERVATION SOCIETY evalúan el estado de salud y conservación de la vicuña en la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas

Equipo de veterinarios de WCS y representantes de SERFOR participaron en la actividad.

  • Las vicuñas han disminuido notoriamente en la comunidad campesina de Tanta y no se tiene claridad de las causas.
  • Especialistas recorrieron el sector de Moyobamba en la comunidad de Tanta, ubicada dentro de la Reserva.
  • Se colectaron diversas muestras para tener un acercamiento al diagnóstico de las potenciales causas de la disminución de la especie.

Un equipo de veterinarios de Wildlife Conservation Society (WCS) de Ecuador, Colombia, Bolivia, y Perú, acompañados por un representante de la Dirección de Gestión Sostenible del Patrimonio de Fauna Silvestre del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), llegaron hasta la Reserva Paisajística Nor Yauyos-Cochas (RPNYC) para conocer el estado de salud y el desplazamiento de la población de vicuñas manejada por las comunidades presentes en el área natural protegida, particularmente en la comunidad de Tanta donde el problema sanitario es más evidente.


La iniciativa de manejo de vicuña para el aprovechamiento de su fibra es reciente en Tanta, sin embargo, la tasa de mortalidad y la presencia de enfermedades como la sarna preocupa a la comunidad y limitan el manejo solamente a la intervención sanitaria.
Los especialistas, junto con el personal de la RPNYC, recorrieron el sector de Moyobamba, en la comunidad de Tanta, para hacer un reconocimiento de los diversos factores sociales, ambientales y sanitarios que pueden estar contribuyendo a la dispersión de enfermedades. Como parte de esta evaluación preliminar se colectaron diversas muestras, con la finalidad de tener un acercamiento a las posibles causas de mortandad de la especie.

En 2014 los comuneros de Tanta, con apoyo de la RPNYC, realizaron el primer chaccu sanitario donde se observó que el 100% de las vicuñas capturadas presentaban distintos grados de sarna, mientras que en 2015 solo un 37.4% la presentaba. Hasta septiembre de 2016 se llegó a registrar una mortalidad de 85 animales.

Los veterinarios también colectaron muestras de algunos animales domésticos de la zona, para conocer los parásitos presentes que pueden transmitirse a la fauna silvestre o viceversa. Sumado a esto, se observó la calidad de los pastos que consumen y otros factores, tales como el estrés hídrico y los factores climáticos en la zona alto-andina de la Reserva. A su turno, los pobladores de la comunidad campesina de Tanta, indicaron los factores que impactan negativamente a la población de la especie: el uso de su hábitat para la ganadería, la quema de pastos y la sarna.



“Además del reporte con los resultados de los análisis del laboratorio y recomendaciones de los veterinarios de WCS, la jefatura del ANP, en coordinación con las comunidades, priorizará acciones y propuestas a través de un plan de manejo de control de quema de pastos, control sanitario y retiro del ganado doméstico”, señaló el biólogo Gonzalo Quiroz Jiménez, jefe de la Reserva Paisajística Nor Yauyos-Cochas. Los representantes del comité de vicuñeros de la comunidad campesina de Tanta, veterinarios de WCS de diversos países de la región Andes-Amazonia, guardaparques y especialistas del área protegida, discutieron sobre los compromisos y esfuerzos en conjunto a asumir para recuperar y conservar la población de vicuñas.
La problemática sanitaria en las poblaciones de vicuña no conoce límites políticos. Se sabe que en Bolivia la sarna puede alcanzar prevalencias de hasta 46% en comunidades que manejan la vicuña para el aprovechamiento de su fibra en los departamentos de La Paz y Oruro.[1] La magnitud y complejidad que evidencian este problema merece un trabajo regional, coordinado y multidisciplinario bajo el enfoque “Una Salud”.
 Fuente: https://peru.wcs.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada